jump to navigation

HOW TO SAVE A LIFE julio 29, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
16 comments

Cuando uno se sumerge en un corazón de aguas turbulentas sabe el riesgo que corre. Nadie dijo que ir de heroína en estos tiempos fuese fácil. Y bueno, lo primero es aprender a dividir, saber hasta qué punto puedes descender antes de que se imposibilite tu regreso a la superficie. Y es que cuando uno se topa con un cuerpo vacío de vida, de aire, no hay boca a boca ni besos que valgan. No dispones de más bombona de oxígeno que tus propios pulmones para volver a subir. Y si te consumes por completo en la bajada, si no te reservas en parte, terminas por ahogarte junto a aquel al que pretendes salvar…

De pequeña me enseñaron que los ríos van a morir al mar. Y yo nunca comprendí cómo puede ser considerado morir el que algo tan pequeño desemboque en algo tan grande. Supongo que puede decirse que cuando mi vida desembocó en él, fui a morir de un modo semejante.

10 julio 8, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Fraseando.
Tags: ,
12 comments

Y mientras tanto el reloj de arena continúa consumiendo el tiempo, haciendo del oasis de nuestra vida un desierto.

ÉL julio 8, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
1 comment so far

Hilarantemente atormentado, macabramente bello, como si de un personaje de Tim Burton se tratase. Así es él. Sus huesecillos que son de alambre se visten de lunática palidez. Y en ocasiones, se enreda en encantadora torpeza semejando una marioneta movida por los hilos de la incertidumbre y de la indecisión. Su corazón, de patchwork, miles de pedacitos de tejido muscular cosidos y recosidos, como esas mantas de las abuelas en las que cada pieza de tela cuenta una historia. Y sus ojos, de cristal verde botella, medio vacía de esperanza, de sueños medio llena.

MUERTE SENTIMENTAL julio 8, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Estado indefinido.
Tags: , ,
4 comments

Y llega el día en que te percatas de que te has vuelto daltónica, de que ya no distingues el rojo, pasión, ni tampoco el verde, esperanza. Cae la noche, con ella tú, y te hundes en la almohada. Cuando amanece los muelles del colchón ya no te hacen rebotar de la cama. Tus ojos se inundan con el ayer pero ya no se emocionan con el mañana. Comienza por aplanarse tu capacidad de sentir, desapareciendo los picos que te subían hasta el cielo, y sí, supongo que por ende también se difuminan las bajadas. Y termina por convertirse tu existencia en una inmutable e inquebrantable línea recta, hasta que finalmente, los impulsos eléctricos que envía tu corazón adquieren igual morfología. No faltan quienes dicen que todo esto forma parte de hacerse mayor, de crecer sentimentalmente hablando, yo prefiero hablar de muerte, muerte sentimental, la que precede a la carnal, y que sin duda es, la peor muerte.

SIN REMITENTE, SIN DIRECCIÓN… ¿SIN SENTIDO? mayo 4, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
18 comments

Siempre me ocurre lo mismo, cuando mi norte se convierte en mi sur no encuentro otro camino que no sea el andar contracorriente. Sí, lo sé, pero el sentido común nunca fue el más común de mis sentidos. No obstante esta vez echo el freno, no sea que me pierda y mañana no me pueda volver a encontrar. Y no sé ya, si escribo lo que pienso o si me pienso lo que te escribo. Las palabras pueden resultar a veces un boomerang de doble filo, no importa lo lejos que las mandes, al olvido, porque al final siempre acaban regresando a ti amputándote de la que creías tu realidad. Con ellas empalagué a la luna de miel durante nuestros días, y las moscas terminaron infestando las estrellas del cielo que nos cubría. Así que, hoy por ayer, pese a mi coma hipoglucémico, soy incapaz de tragarme algo demasiado dulce sin sentir náuseas de mí misma. Y es por eso que, hoy por mañana, mi hipotálamo se encuentra viviendo en una constante duda entre la pecaminosa necesidad de comerse el pastel y el no menos primitivo impulso de acuchillarlo. Se me rompió el bote de azúcar y supongo que lo sustituí erróneamente por otro de sal. Me columpio, y alternativamente rozo el cielo para luego tocar la tierra. Me confundo, y vacilo entre el vestido de niña buena y caminar con zapatitos de cristal, o echarle a la vida un par de tacones y enfundarme la chupa de cuero. Aún continúo sin discernir cuál de los dos es mi disfraz. Ni tan siquiera sé ya si mis lágrimas negras han tintado irreversiblemente de oscuro el mar de mis sueños, o si lograré disolverlas imperceptiblemente en la inmensidad de sus aguas… Dada la naturaleza de nuestra peculiar relación contradicción, sospecho que éste es el único modo en que ahora sé decir sin decirte, que sin querer o queriendo, creo que todavía te quiero.

ADIÓS abril 23, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
17 comments

“No es el momento ni el lugar”, dijo él. “Tal vez cuando tiempo y circunstancias concurran.” Pero el amor no entiende de mapas ni de calendarios. Es un osado e intrépido viajero, que en un ahora o nunca se sube al tren de la ocasión, el cual en su recorrido orbita por determinada estación, una vez en toda una vida, como los cometas, rara vez dos…

Me hubiese gustado haber formado parte contigo de esa rareza o excepción… sin embargo el que de ilusiones vivió… de ilusiones se murió. Finalmente comprendí que nuestra primavera ya pasó, y que por mucho que lo desee nunca más regresaremos a aquella estación. Fue egoísta por tu parte alimentarme de ilusiones en tu despedida para no dejar morir tu oportunidad de inanición. Ahora abro los ojos, y te cierro mi corazón. Supongo pues que llegó el momento de transformar el lastimoso hasta luego en un no menos doloroso adiós.

RE-SENTIMIENTO abril 19, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
12 comments

Se ha instalado el resentimiento en los engranajes de mi corazón, impidiendo cualquier movimiento, obstaculizando el giro que mi vida necesita, bloqueándome para cualquier acción. Ahora ya no voy hacia atrás, ni tampoco hacia delante; ya no puedo volver a quererte, ni tampoco soy capaz de querer a otro.

Cuando te marchaste me dijiste que era perfecta, pero que aún no estabas preparado para estar con nadie. Y aparte de que la supuesta perfección sea defecto, no encuentro otra explicación, porque el caso fue que al poco tiempo ese nadie se tornó en alguien, aunque ese alguien no se tornaría en yo. Y ahora tan sólo busco los porqués, que arranquen este sentimiento que está frenando mi motor. Pero tú siempre me respondes con silencios, mientras a mí los gritos se me atragantan y me ahogan en desamor.

ELLA abril 3, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Estado indefinido.
Tags: , ,
16 comments

Hoy la noche despertó a la mañana, un día más… He vuelto a soñar con ella, por segunda vez en una semana, y resulta curioso porque en veintitantos años nunca antes lo había hecho… por eso sé que algo va mal. La primera visita fue inquietante, pero no del todo desagradable, la rodeé fuertemente con mis brazos, como una madre que ansía proteger a su hija, con la angustia de saber que lo que está por venir vendrá, con la certeza de lo inevitable. Ella ignorante aún de todo, pequeña en edad, pero grande en curiosidad, me miró con sus chispeantes ojos y me preguntó acerca de lo que le esperaba. Le respondí con una mueca que quiso ser sonrisa. No pude articular palabra. Es todo lo que puedo recordar… La segunda vez fue distinta. Apareció en un lugar que le era impropio, salió como de la nada, y vino corriendo hacia mí con rostro lloroso. Lejos de fundirnos nuevamente en un abrazo, empezó a golpearme y a sacudirme con sus diminutas manos en un intento de hacerme despertar, reprochándome no sé muy bien el qué… o tal vez sí lo sé…

Hoy la noche despertó a la mañana, un día más… ¡En pie! Esas palabras han de significar algo más que sustentarme sobre mis flaqueantes piernas. Me resbalo en charcos de lágrimas una y otra vez. Me levanto otras tantas veces y me digo ¡ya no más! Es hora de desperezarme de esta tristeza en la que me he ido acomodando. Pero el día transcurre y me voy extinguiendo a medida que la luz se apaga. Los árboles de ahí afuera parecen consumir todo el aire, y me asfixian. Mis ojos se han acostumbrado a la oscuridad de este cuarto y ahora el sol ya no alumbra, quema. Se supone que restas días de vida y sumas días de experiencia, pero cuando tu calculadora se queda estancada en la misma operación… parece que nada suma, que tan sólo restas… Sí, un día menos, seguido de una noche menos… y esta última siempre viene dispuesta a espinarme con su manta de estrellas de infinitas puntas… Pero tal vez esta noche sea la noche, no una menos ni una más, tal vez regrese esa pequeña y en su intento de despertarme lo logre de verdad… y de nuevo pueda volver a reconocerme en ella.

ESCUDOS DE INDIFERENCIA marzo 25, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Binomios de des+amor.
Tags: , ,
16 comments

Odio comportarme así. He disfrazado mi orgullo de indiferencia, y tengo a mi corazón danzando con el tuyo en un interminable baile de máscaras. Se acabaron los días de arrojarnos palabras a la cara, ¿acaso es necesario seguir teniendo de escudo esta careta? Estoy harta de este repetitivo estribillo en el que tú me cuentas lo bien que te va y yo omito lo mal que me ha ido. Ninguno de los dos nos creemos esta chirigota. Y lo cierto es que echo de menos aquellas canciones en las que tu mente rimaba con la mía, cuando yo escribía entre sueños, y tú leías entre mis líneas. Me gustaría recuperar una pequeña parte de aquel antiguo repertorio. No hablo del amor ni de la amistad, sólo de nuestra empatía.

CON ESCARCHA EN LAS VENAS marzo 22, 2008

Posted by Mis[s] Enredados in Estado indefinido.
Tags: , ,
8 comments

Hoy me siento la guinda del pastel. No porque me encuentre especialmente apetitosa o rica, ni porque haya abanderado con alguna conquista una montaña de dichas. Y no, tampoco he hecho algo que represente una mancha roja en mi blanca conciencia (al menos hoy). Esto no viene a propósito de mi autoestima ni de mi moralidad, viene a cuento de mi aburrimiento y de los riesgos que éste conlleva… ¡peligro! he estado pensando… Sí, hoy me siento la guinda del pastel, me siento diferente, extraña a lo que me rodea, un punto rojo en este blanco abismo. En efecto, soy como ella, un fruto ácido de la naturaleza a quien han sometido a un proceso de deshidratación y grandes dosis de azúcar para pasar desapercibida dentro de este merengue. O tal vez soy justo al revés, un fruto dulce al que la sociedad ha acidificado para pasar inadvertida en medio de toda esta mierda blanca. La verdad es que no sé dónde empieza y dónde termina lo que era y en lo que me han convertido, lo que me era propio desde que nací y de lo que me estoy apropiando hasta que muera. Ya no sé ni cuál es mi sabor, me confundo entre las más dulces y empalagosas ñoñerías y el más ácido y corrosivo sarcasmo. Supongo que al fin y al cabo no importa lo que se ha sido ni lo que se será, sólo cuenta lo que se es. ¿Pero qué soy hoy? Pues eso, una fruta escarchada, un fruto de la naturaleza que tras pasar por esta fábrica se ha transformado en una deliciosa y repugnante fruta escarchada, tan natural, tan artificial… Lo peor de todo es que cuando a uno se le escarcha el corazón resulta ya difícil de invertir el proceso.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.